Bienvenido a La Estación Prohibida

Síguenos en Facebook y Twitter o suscríbete al blog por correo

¿Qué es La Estación Prohibida?



Te presento una forma diferente de invertir esos pocos minutos que, tal vez, se pierdan a lo largo del día, para leer algo más, diferente o no, original o no, de tu gusto o no; detente un instante y lee; quizás regreses.





¡Gracias por la visita!

Cego´slider

Si bien es cierto que el escupir había estado bien visto e incluso necesario en los siglos de cortes y castillos, lo que nos ocupa ahora es dilucidar el decoro del pedo.

Gran porcentaje de nuestra población reconoce no padecer de flatulencias y, dado que el mejor sistema de espionaje por satélite no admite escuchas totales ni visión de gas metano, no podemos saber con certeza si esta afirmación es cierta o no. Por otro lado, otro gran porcentaje padece y, considerablemente, de la necesidad de tirarse pedos, más o menos sonoros, más o menos pestilentes.

¿Existe lugar y/o compañía en que pueda llevarse a cabo dicho acto sin sufrir consecuencias? Posiblemente en casa de uno mismo o en la de sus allegados con la misma afectación, pero igualmente seremos tachados de maleducados y como mínimo de cerdos. Si procediéramos a tirarnos un pedo con cierta sonoridad en cualquier lugar concurrido seríamos observados de modo despectivo al instante junto con algún que otro comentario. Si por el contrario el pedo fuera maloliente nadie observaría a nadie directamente pero todos prejuzgarían a cualquiera de su alrededor, dudando hasta de sí mismos si observasen sus manos buscando un todo rojizo, como juego de niños.

Lo que sí podemos reconocer es el inmenso placer de podernos tirar un pedo sin miedo al reproche de nadie, en la intimidad, en la bañera con esa curiosa burbujita, cuando salimos de casa de nuestra pareja, del ascensor…

Este placer es incomprendido por aquellos que no padecen de flatulencias, quienes no lo consideran una necesidad y menos aún de tipo fisiológico, pero yo, al igual que muchos otros, necesito para vivir comer, beber, respirar, orinar, defecar…pero también, tirarme pedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario