Bienvenido a La Estación Prohibida

Síguenos en Facebook y Twitter o suscríbete al blog por correo

¿Qué es La Estación Prohibida?



Te presento una forma diferente de invertir esos pocos minutos que, tal vez, se pierdan a lo largo del día, para leer algo más, diferente o no, original o no, de tu gusto o no; detente un instante y lee; quizás regreses.





¡Gracias por la visita!

Cego´slider

Intercambios

Cuestionaba la posibilidad de que aquello fuera cierto. Se decía que el intercambio facilitaba la transmisión vírica y bacteriana, y que a su vez favorecía la salud dental. Por ello veía descabellada la idea de dejar de besarnos. Después de aquella noche un sentimiento de angustia me asoló por completo, llevándome acto seguido al vómito estéril de quien no puede dejar de arrojar, de expulsar todos y cada uno de los microbios que podían haberse transferido en cada beso, en cada instante en que nuestras lenguas se dejaban acariciar mutuamente. Pero aquello fue la sorpresa más desagradable de mi apática pubertad, el peor trauma para un recién iniciado en eso tan comúnmente conocido como: sexo. Era, sencillamente, asqueroso, y que por desgracia iba a recordar desde entonces cada vez que me sentara en el w.c.: mi novia era coprófaga, sí, se comía la mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario