Bienvenido a La Estación Prohibida

Síguenos en Facebook y Twitter o suscríbete al blog por correo

¿Qué es La Estación Prohibida?



Te presento una forma diferente de invertir esos pocos minutos que, tal vez, se pierdan a lo largo del día, para leer algo más, diferente o no, original o no, de tu gusto o no; detente un instante y lee; quizás regreses.





¡Gracias por la visita!

Cego´slider

Un mes más tarde (Ligunod)



El apartamento es el único lugar donde se encuentra seguro. Los inmensos ventanales le permiten vislumbrar cualquier movimiento que pueda parecer sospechoso y la altura le brinda una estupenda panorámica de la ciudad, ajeno al miedo que se respira a pie de calle; ha pasado ya más de un mes desde su último asesinato y espera ansioso a la siguiente performance. Recuerda orgulloso su primera obra de arte, Violeta, haber seducido a aquella mujer, su rostro, su perfume, y ahora dejarse seducir por ella, sus músculos, sus vísceras, su sangre. Había tenido una mayor dificultad de la esperada; conseguir que permaneciera erguida, apoyada una mano sobre el cristal y con la otra sujetando su corazón, sin latir, mirando tras la ventana hacia el vacío que dejaba su ausencia. Qué bella la colección de fotografías que logró durante los tres días en que el cuerpo permanecía aún en pie, observando cómo esperaba la llegada de nadie. La casa era una galería con la última exposición del artista; un pasillo con retratos de la musa a un lado y los poemas que le escribió durante un año impresos en cartón pluma al otro; una pequeña habitación contaba con unos tableros bordeando la pared con cada uno de los platos cocinados de nuevo que habían compartido entre ambos, sus sabor, su aroma. El espectáculo finalizaba en el salón, completamente despejado, solo ella frente a la ventana sobre un mar de sangre y un viejo gramófono en el suelo en marcha. Quinto concierto para clave de Bach, qué delicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario