Bienvenido a La Estación Prohibida

Síguenos en Facebook y Twitter o suscríbete al blog por correo

¿Qué es La Estación Prohibida?



Te presento una forma diferente de invertir esos pocos minutos que, tal vez, se pierdan a lo largo del día, para leer algo más, diferente o no, original o no, de tu gusto o no; detente un instante y lee; quizás regreses.





¡Gracias por la visita!

Cego´slider

Referéndum

No podía localizar su dolor; era fuerte y sin parecido alguno con los que a menudo frecuentaban su cuerpo. Cuando comenzó, dos semanas atrás, el pecho le oprimía impidiéndole respirar con normalidad. En unos días fue bajando hasta situarse a la altura del hígado, con múltiples punzadas a cada paso que daba. Desde ayer el dolor se había detenido en la ingle derecha, adormeciéndole la cadera, lo que le provocaba una graciosa cojera que devolvían con burlas los niños del patio de enfrente. Sabía que en el plazo máximo de un mes el dolor le habría llegado al pie, pasando antes por la rodilla y el tobillo. Irremediablemente, y pese a las indicaciones de su médico, una vez llegado a ese punto el dolor le pasaría a su lado izquierdo, subiéndole desde el pie hasta la cabeza, para volver a bajar de nuevo por el lado derecho y proseguir con el ciclo de su vida. Debía escoger por dónde cortar, qué parte de su cuerpo era prescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario