Bienvenido a La Estación Prohibida

Síguenos en Facebook y Twitter o suscríbete al blog por correo

¿Qué es La Estación Prohibida?



Te presento una forma diferente de invertir esos pocos minutos que, tal vez, se pierdan a lo largo del día, para leer algo más, diferente o no, original o no, de tu gusto o no; detente un instante y lee; quizás regreses.





¡Gracias por la visita!

Cego´slider

Nunca jamás

a la  señorita que se va
No exculpemos al destino
del sendero que presenta caprichoso
ni tampoco al viento que vendrá
a traer los aromas que se pierden
leves, opacos, fugaces,
a cada instante en que inconscientes
creeremos habernos olvidado.

No extirpemos los segundos sentidos
allanando en exceso el lenguaje
en cada verso que se nos escapa
ni tampoco el dolor que mitigamos
cuando al apartarse
una mirada de la otra, se entristece
algún gesto en nuestro rostro.

No aprendamos siempre del error
y cedamos dulcemente ante el impulso
de sabernos exactos, precisos
en el tiempo que acontece junto al otro
cuando en la despedida última
se digan adiós las voces
que no se dejaron escuchar antes.

Recordemos, siempre,
que existimos en un tiempo para el otro,
y ante todo permitamos
al sueño que algún día
pueda en recuerdo convertirse,
que aquel beso finito
dejemos de soñarlo y recordemos
lo que nunca fue, lo que no será:

la historia de amor
entre un cuerpo y una sombra
que nunca, extrañamente,
lograron encontrarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario