Bienvenido a La Estación Prohibida

Síguenos en Facebook y Twitter o suscríbete al blog por correo

¿Qué es La Estación Prohibida?



Te presento una forma diferente de invertir esos pocos minutos que, tal vez, se pierdan a lo largo del día, para leer algo más, diferente o no, original o no, de tu gusto o no; detente un instante y lee; quizás regreses.





¡Gracias por la visita!

Cego´slider

33 versos hasta el Guadalquivir

Si se me permitiera
te seguiría soñando aquí, cuando
escondida entre el verso incomprensible
soñaste que me soñabas, después
de creer al olvido o al recuerdo,
tímida, incierta, fugaz mentira
que se inventa, predestinada antes
de nacer a servirnos como excusa
para no abalanzarnos a los brazos
del otro, extraño amante nocturno
con quien se sueña, a quien hoy extrañas.

Si se nos permitiera
nos seguiríamos soñando, antes
de vender el recuerdo, de creer
la ficción que inventamos y afirmar
que diez años después, diez años antes,
son todo y no son nada, la distancia
maldita, insalvable entre nosotros
dos que nos separa, y sin embargo
nos aferra por no poder estar
en el tiempo, en la memoria, aquí
separados, ambos dos, más de un día.

Si se te permitiera
me seguirías soñando y entonces
atravesaría el cristal compacto
una terrible luz de despedida,
un grito helado sesgando la noche,
la separación, inexacta prueba
de irrefutables condenas, saber
que entre la niebla y la línea del mar
sólo existen dos verdades legítimas:
amar sin amor no es estar amando
y olvido sin adiós no es olvidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario